20 febrero 2010

Consciente de sí misma

A menudo se dice que los humanos somos radicalmente distintos de los demás animales porque, a diferencia de ellos, somos conscientes de nuestra propia existencia como individuos. Sin embargo, algunos animales también lo son, y la prueba clásica para averiguarlo es la del espejo. Cientos de especies reaccionan ante su imagen reflejada como ante otro animal distinto de ellos; jamás comprenderán que se trata de su propio reflejo. Para 2008 se había comprobado que los chimpancés, bonobos, orangutanes, delfines y elefantes dan el gran paso del reconocimiento de sí mismos frente al espejo. Esto llevó a pensar que la autoconsciencia era exclusiva de los mamíferos digamos más cerebrales, pero en ese año se descubrió que las urracas (Pica pica) pasan la prueba del espejo, en lo que constituye el primer caso confirmado en animales no mamíferos. Se sabía de antemano que este córvido estaba muy avanzado mentalmente respecto a la mayoría de los vertebrados, ya que, entre otras cosas, su conducta social resulta asombrosamente compleja.

Un ser humano recién nacido tardará unos 18 meses en pasar la prueba del espejo. Por tanto, las urracas tienen al menos la consciencia de un niño como de año y medio. Muchos cazadores se divierten matándolas a tiros.

... Y algunas definiciones de "persona" se basan en
el hecho de ser consciente de uno mismo...

16 comentarios:

Pilar dijo...

me encanta leer tu cuaderno, naturalista¡¡
con tan curiosas anotaciones¡¡
las urracas desde luego, tienen trazas de ser muy listas...
lástima que algunos se diviertan matándolas¡¡
saludos desde Córdoba

ANZAGA dijo...

No sé... Conozco a unos cuantos que no saben lo que son, ni lo que tienen, ni nada de nada... ¡ah!, eso sí: matan urracas (y todo lo que se les pone delante).

Seguro que tu también te has tropezado con algún especimen de los que te hablo... Me temo incluso que si les haces la prueba del espejo les pegan un tiro...(y no exagero).


Saludos

El Naturalista dijo...

Sí, Pilar, son más listas aún de lo que aparentan. Lo que pasa es que, por abreviar, no he puesto muchos de los datos sorprendentes que figuran en los artículos que he enlazado, por ejemplo, que en proporción tienen más cerebro que nosotros... Un saludo para Córdoba.

El Naturalista dijo...

XD Anzaga, ¡creo que no exageras nada! Toda esa gente a la que te refieres, tan inasequible a cualquier comprensión de la naturaleza más allá de la mera fábrica de piezas de caza, en el fondo da pena por su miseria mental, porque para ellos el único valor que tiene un animal como este córvido es el del rato de mezquino placer que les da el pegarle tiros... Un saludo, naturalista.

Jesús Dorda dijo...

No cabe duda de que los córvidos, y en particular las urracas, tienen una inteligencia (creo que no hay que temer a este término)superior a otros animales. De ahí su éxito en la cercanía de nuestras ciudades.
Por cierto, que ya están "bailando en el aire", que es un comportamiento de finales de invierno previo a la formación de parejas y a la reproducción. De ello hablé por estas fechas, más o menos, el pasado año.

El Naturalista dijo...

Es cierto, Jesús, ya se les notan comportamientos de celo; esta misma mañana me he encontrado con varios machos de urraca, cada uno subido a su correspondiente encina, exhibiéndose como dueños de su territorio, subiendo la cola y el pico una y otra vez. Y sí, yo también hablaría de inteligencia en las urracas y otros casos. Creo que el tenerle excesivo respeto al uso de ese concepto en animales no humanos en el fondo sólo indica un prejuicio de fondo: el de que somos "la especie elegida", cuando en realidad somos una especie más. Un saludo.

Javier dijo...

Enhorabuena por el post Naturalista. En general los córvidos tienen una inteligencia asombrosa comparada con la de otras especies (estorninos, cuervos, grajillas, picarazas, y no olvidemos a los esquivos arrendajos). Respecto a los cazadores, alias "tirofijo", son un mal endémico a nivel mundial, pero que lamentablemente genera demasiado dinero como para que se extingan. Saludos naturalistas
(calceolusycentaureas.blogspot.com)

El Naturalista dijo...

Javier, al hilo de lo que comentas sobre córvidos y estúrnidos, es interesante lo que sugieren los autores del trabajo que he enlazado al post: que la capacidad de pasar la prueba del espejo ha evolucionado en primates y en urracas bajo el común denominador de una vida social muy compleja.

Sobre los cazadores, mi opinión es que en La Mancha tradicionalmente se ha asociado la afición a la naturaleza con la de la caza. Hace algunas décadas, ¿qué otra cosa iba a hacer alguien a quien le gustase la naturaleza sino irse a cazar? La caza dejará de ser lo que ahora es cuando a las nuevas generaciones se les enseñe desde pequeños a disfrutar haciendo cosas en la naturaleza al margen de disparar. ¡Saludos, naturalista!

Fcº Javier Barbadillo Salgado dijo...

Estupenda entrada, como de costumbre. No me sorprende tanto la inteligencia de la urraca como el hecho de que el reconocimiento de la propia imagen ante un espejo sea considerado prueba de autoidentificación consciente. ¿Acaso la consciencia es un fenómeno visual? ¿Un espejismo tal vez?

Saludos.

El Naturalista dijo...

Bueno, Fcº Javier, más que un fenómeno visual, la prueba del espejo lo que detecta es si el animal tiene capacidad mental suficiente como para identificar una imagen de sí mismo. En concreto se suele hacer poniéndole al animal una mancha de color llamativo en alguna zona del cuerpo que sólo pueda contemplar en su reflejo. La mayoría de las especies se limitarán a picotear la mancha en el espejo. Las urracas, en cambio, se miran y luego se intentan rascar la mancha con la pata o quitársela con el pico. Por tanto, se reconocen en el espejo. Esto es, utilizamos la prueba como estrategia para averiguar si el animal es consciente de ser el del espejo o no; la consciencia en sí... no sé yo lo que es exactamente. Un saludo, naturalista.

Ramuol dijo...

Sorprendente y curioso lo de la prueba del espejo!! He cogido a mi gata y creo que no da la talla ante el espejo, jeje, como se ha puesto la tía!!
Sabía que las urracas, los grajos y los cuervos eran muy inteligentes, incluso creo que hasta saben contar, no es cierto?
Saludos naturalistas

El Naturalista dijo...

Ramuol, tú nos lo confirmas con tu gata: ¡la prueba del espejo no es para todos! Lo de si encima las urracas saben contar no lo sé a ciencia cierta, yo también he leído por algún sitio que los cuervos pueden contar hasta siete, y supongo que las urracas sabrán también de todo eso.

En algunas casas manchegas tenían una urraca troquelada como animal de compañía; imitaban la voz humana y sabían hacer trucos y todo. Gerald Durrell también tiene historias de urracas caseras mediterráneas. Saludos, Ramuol.

Jose Antonio San Millan Cobo dijo...

Hola Naturalista, Tus aportaciones siempre tan interesantes. Yo tambien dedique a este ave una entrada hace tiempo. http://bitacoradelvientomontanasdeburgos.blogspot.com/

Pero aun asi, me llaman mucho la atencion.

Un saludo.

El Naturalista dijo...

Interesante tu entrada, Jose Antonio; las supersticiones sobre urracas son tan variopintas por todo el mundo que demuestran por un lado toda una riqueza cultural y por otro el escaso conocimiento real y la mucha subjetividad que tradicionalmente venimos teniendo los seres humanos sobre nuestros compañeros en la nave Tierra, incluso acerca de aquéllos tan comunes como las urracas. Saludos, naturalista.

trotalomas dijo...

Sobra decir que me encanta la entrada. Hace unos días escribí sobre esto mismo (y no había podido leerte, desgraciadamente, por todas las tareas que me atosigaban en se momento), y ahora me encanta encontrarme con tu anotación a este respecto. Voy a seguir poniéndome al día con tus siempre interesantes entradas.

Saludos.

El Naturalista dijo...

Vaya, Trotalomas, qué concurridas han estado las urracas por los blogs últimamente... Un saludo.