29 abril 2010

Vampiro vegetal subterráneo

La mayoría de las plantas se fabrican su propio alimento, pero algunas, además, se lo roban a sus vecinas. He aquí una de estas ladronas, llamada Bartsia latifolia, alias Parentucellia o algarabía. A su lado suelen verse hierbas que están como ajadas prematuramente, con el aire pálido y enfermizo de las víctimas del vampiro, porque Bartsia les está chupando la savia desde las raíces, como podremos comprobar excavando con cuidado. Cuando las raíces de Bartsia contactan con las de su víctima, se hinchan atrapándola y forman así botones llamados haustorios, por los cuales succiona la savia bruta de su desdichada vecina - parece gustar especialmente de la savia de pequeñas espigas, llamadas Vulpia. De este modo, Bartsia logra crecer un poco más a costa ajena, en lo que constituye un ejemplo del llamado hemiparasitismo, y, como también puede florecer sin parasitar, se dice que es hemiparásita facultativa. Pero eso no es todo: la superficie de Bartsia es viscosa, pegajosa... como, supuestamente, lo era la de los antepasados de algunas plantas carnívoras que atrapan a sus presas mediante hojas adhesivas, como la grasilla. Así es Bartsia latifolia: un hemiparásito facultativo con trazas de ancestro de planta carnívora. Pongámosla junto a la mantispa en el podio de lo más extraño de nuestro ecosistema... al menos, ¡por ahora!

8 comentarios:

Ramuol dijo...

Genial Naturalista!! La conocía, pero siempre la he denominado como Parentucellia latifolia, por aquí es muy común. Sabía su condición de hemiparasitismo, junto con B. trixago, R. mediterraneus o algunas otras, pero desconocía ese proceso de parasitación que realizan, y nunca había oído lo de los haustorios.
Por lo que creo entender es bastante especialista a la hora de elegir las plantas hospedantes, eso es muy interesante, pensé que afectaban a gramíneas en general... ya veo que no!!
Saludos naturalistas

El Naturalista dijo...

Ya, Ramuol, yo también la llamé hasta hace poco Parentucellia, pero vamos, la planta es la misma. Los haustorios parece ser que son el órgano de parasitismo mayoritario entre las plantas. En el caso de esta Bartsia, no sé si es o no especialista, solamente que la he encontrado varias veces parasitando a Vulpias y otras cuantas a Medicagos... Las primeras son muy abundantes, mientras que los segundos le aportarían nitrógeno extra. ¿Sabrá decidir la Bartsia qué raíz le conviene más? ¿Quién sabe? Un saludo.

Jesús Dorda dijo...

Pues a mi me has descubierto un nuevo campo de observación, nunca mejor dicho. Esta especie no la conocía.

El Naturalista dijo...

Hasta hace poco yo la tenía por una hierba más, hasta que me dijeron lo del hemiparasitismo. Es increíble, y hoy he visto algunas con insectos diminutos adheridos a las hojas. Realmente no cuesta imaginarse que algo así ocurría en el antepasado de las grasillas, o en el de las droseras. Un saludo, Jesús.

jorapavi dijo...

Curiosa planta, interesante comentario, saludos

Fcº Javier Barbadillo Salgado dijo...

El asunto de las plantas hemiparásitas parece más un caso de aprovechamiento exhaustivo de recursos (incluidos los ajenos) que de dependencia...tal vez haya que mirarlos como a depredadores vegetales. Vampiros a plena luz del día.
Saludos, Naturalista.

El Naturalista dijo...

jorapavi, las plantas deparan muchas sorpresas, cuando las consideramos con la misma atención que solemos prestar, instintivamente, a los vertebrados.

El Naturalista dijo...

Fcº Javier, coincido contigo: las hemiparásitas no dependen sino que simplemente roban de los demás. La prueba es que hay Bartsias que dan semilla sin ningún tipo de parasitismo. Su caso es curioso: ¿son depredadores? Muchas veces no llegan a matar a la planta. ¿Son parásitos? Bueno, ¡también hacen fotosíntesis! Son organismos de nutrición mixta, autótrofos y heterótrofos a la vez, y aunque eso nos suene raro es muy común... entre los microbios, como ejemplifican las Euglenas y muchos dinoflagelados. ¡Saludos naturalistas!